Política

Las utilidades del banco de Tierra del Fuego, el botín político del sindicato

En las últimas horas, se dio a conocer un conflicto sindical en el Banco de la Provincia de Tierra del Fuego, más ligado a una disputa política de cara a las elecciones del próximo domingo que a una reivindicación al sector trabajador del banco estatal.

Es tan burda la maniobra político-sindical, que a tan sólo 72 horas de la veda electoral, el sindicato se declaró en alerta y movilización por un supuesto incumplimiento de un acta firmada en enero de 2016, lo cual marca a las claras la intencionalidad política del reclamo.

No obstante, el reclamo, que aún no ha tenido respuesta por parte de las autoridades bancarias, no estaría dado sólo por la cuestión política electoral sino que es un medio de presión para poder llegar a la Caja de Utilidades que ha generado con trabajo la entidad bancaria en el último año y que, supera los 202 millones de pesos y que significarían, de no pagarse la deuda al ex IPAUSS, un gran plus económico para los trabajadores y sindicalistas.

Este es –junto a la coyuntura electoral- el verdadero motivo, por el cual los delegados del sindicato bancario del BTF se declaran en alerta y movilización y apuntan a un paro para los próximos días. Lejos está el reclamo por el acta firmada en 2016, el pase a planta de algún contratado o las mejoras laborales.

Según se desprende de un informe, los empleados del BTF han logrado cobrar el 100 por ciento de la zona sobre la paritaria Nacional, mientras que los trabajadores de la diversas entidades bancarias privadas o públicas como el Banco Nación sólo lo hacen sobre el 40 por ciento del ítem zona.

El aumento salarial para este 2017 supero el 24,5 por ciento llevando al sueldo promedio de los trabajadores a superar los 58 mil pesos, mientras que el salario mínimo alcanzó los 45 mil pesos de bolsillo.

Asimismo se pautaron dos premios o bonos a la efectividad laboral de los cuales el primero ya se hizo efectivo a la totalidad de los empleados del Banco por una suma de 20 mil pesos, mientras que en los haberes de noviembre próximo se cancelará el otro premio por 25 mil pesos para cada uno de los empleados.

Finalmente el documento deja en claro que, en la entidad bancaria “no existen contratos basura o facturados en las líneas operativas”, reconociendo si la existencia de “contrato eventual, dentro de las condiciones de convenio, por licencias ordinarias, extraordinarias o gremiales”.

El reclamo de la Bancaria

Midiendo los tiempos electorales y aprovechando la coyuntura electoral, los representantes de la bancaria, allí el delegado de los trabajadores del banco Tierra del Fuego en Rio Grande, Federico Nievas, dio a conocer la decisión de declararse en estado de alerta y movilización, transcurrido más de un año de la firma de un acta con una serie de puntos, sin ninguna respuesta.

Por diversos medios, dijo que esta semana hubo asambleas en las diferentes sucursales, y el miércoles decidieron “hacer la presentación al Ministerio de Trabajo para plantear el estado de alerta y movilización por el incumplimiento del acta firmada hace un año y medio”.
Recordó que había un acuerdo firmado “en enero de 2016, cuando inició toda la problemática con los empleados públicos y no quedamos afuera los empleados bancarios”, tras la aprobación del paquete de leyes.

“Había entre cinco y siete empleados con contrato desde hace mucho tiempo al momento de firmar el acta, en la sucursal Río Grande, y además había un reclamo por el adicional por las utilidades del banco, que se fue con la supuesta emergencia económica que hay en la provincia, porque nos dejaron de dar esa suma que todos los años recibíamos al cierre del ejercicio”, indicó.

En cuanto a los pasos a seguir, el delegado bancario dijo que “habrá una asamblea el martes” para definirlo los pasos a seguir, salvo que allá una muestra a favor de nuestro reclamo que se extiende a los 300 empleados entre todas las sucursales, dijo

Sin respuesta formal

Por último, es necesario destacar que, hasta el momento no hubo un pronunciamiento formal por parte de las autoridades bancarias, aunque puertas adentro consideran que el reclamo está ligado al crecimiento del Banco en la plaza local lo cual se transforma en una oportunidad para exigir más por sobre los privilegiados sueldos, y potenciados por algunos actores políticos que no valoran el banco provincial como herramienta de transformación y desarrollo sino como botín de guerra.

Fuente: www.activatdf.com.ar

Deja tu comentario

Your email address will not be published.