Política

Apertura de sesiones: Bertone pidió “una verdadera unidad fueguina para hacer posible los sueños colectivos”

 

La gobernadora Rosana Bertone inauguró hoy el período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura. En su discurso, realizó un balance de gestión de los últimos tres años. Anunció mejoras para los jubilados de la provincia. Pidió lograr “una verdadera unidad fueguina” para  “que las transformaciones se hagan realidad”. “Es central la concertación con todos los actores sociales relevantes: organizaciones de trabajadores, empresarios y sus cámaras, movimientos sociales, iglesias y las diversas organizaciones de la sociedad civil”, evaluó.

“Hace 3 años les dije que la realidad heredada era más grave que el peor de los escenarios imaginados. Asumimos en una Provincia sumergida en un caos económico y presupuestario con un Estado carente de planificación y de conducción en sus distintos estamentos. Eramos una sociedad que parecía haber renunciado a moldear su futuro”, recordó Bertone. Sin embargo, aclaró que “eso no nos desanimó, ni nos paralizó. Tampoco lo hicieron un grupo de violentos siempre dispuestos a condicionar a los gobiernos democráticos utilizando la preocupación de otros para defender sus propios privilegios. El atropello, como era su costumbre, ya no tiene lugar en nuestra provincia. Hemos dado los pasos necesarios para iniciar una profunda transformación en un contexto nacional que nos ha sido adverso. No podemos ignorarlo”.

“Argentina transita una profunda crisis. No decidimos en qué momento de la historia nos toca gobernar pero sí decidimos hacernos cargo y enfrentar esta crisis con decisión y con la convicción de estar junto a aquellos que más necesitan del Estado para garantizar sus derechos. Los argentinos, no sólo esta gobernadora, nos sentimos decepcionados por el presente que transitamos. Un errado diagnóstico y equivocadas políticas nos condujeron a una Argentina que nos duele. Nuestra ciudadanía nos eligió para defenderlos, para mejorar sus vidas cada día y eso hemos hecho en todo momento”, apuntó.

“En todo nuestro país resurgieron palabras olvidadas en las mesas familiares: desocupación, pobreza, incertidumbre, hambre, merenderos, deuda externa. No existe indicador social o económico positivo en la Argentina del presente. A la constante precarización del mercado laboral se le sumó desde el 2018 la sistemática destrucción de empleo. La desocupación ya es de dos dígitos y eso confirma que si no se modifican las políticas nacionales el futuro será aún más doloroso”, observó.

Bertone se refirió a la crisis que atraviesa la industria, mencionando que “la falta de apego en la defensa de nuestra producción por parte del Gobierno Nacional ha llevado a que se destruyan más de 125 mil puestos de trabajo sólo en el sector industrial. Nuestra industria sufrió también un ataque frontal por un despliegue macroeconómico equivocado, por las restricciones al consumo que se impusieron a las familias argentinas, y por decisiones de funcionarios nacionales que no comprenden o prefieren ignorar el valor que la industria tiene para nuestra provincia y su gente”.

“Esa es la Argentina que se nos presenta. Esa Argentina debemos dejar atrás para imaginar un futuro distinto. En ese contexto hemos gobernado con el compromiso constante de poner a las personas en el centro de nuestras políticas públicas. Hicimos todo a nuestro alcance, y creanme que muchas veces más de lo que imaginábamos posible para lograr amortiguar el impacto de políticas nacionales equivocadas, fortaleciendo nuestro Estado provincial para garantizar derechos. Gobernar es hacerse cargo, es escuchar, es levantar la voz de ser necesario. Es sentarse en cada mesa en la que se pueda obtener un beneficio para Tierra del Fuego. Implica también nunca bajar los brazos. La democracia es diálogo, pero también es conflicto, es correlación de fuerzas. Es defender con convicción lo que uno cree, es luchar por los suyos. Eso hemos hecho siempre, recibiendo críticas de aquellos que creen que se gobierna con declaraciones grandilocuentes en los medios o con frases de impacto en las redes sociales. Desde el primer día he trabajado para todas las fueguinas y fueguinos, crean o no en nosotros. Soy la gobernadora de todos, este Gobierno es de todos”, sentenció.

Ante esto, aseguró que “dejar atrás esta crisis es una obligación. Argentina merece más. No podemos resignarnos a vivir en un país en que cada día menos acumulan más mientras que la mayoría ve truncados sus sueños de vivir dignamente, de construir un futuro mejor para los que vendrán. Argentina es un país rico con su gente empobrecida. Ningún debate es más importante. Estoy convencida que los argentinos saldremos de este laberinto porque lo hemos hecho en el pasado”.

“En la adversidad nos hicimos fuertes. Todos pusimos el hombro. Mi reconocimiento a todos los fueguinos, a las distintas fuerzas políticas que fueron generosas en el diálogo, en trazar entendimientos comunes. Dejamos de lado las especulaciones y diferencias, para enfrentar esta crisis priorizando el bienestar de todos los fueguinos. Gracias a los  legisladores de otras fuerzas políticas por apoyar las leyes necesarias para la defensa de nuestra soberanía y de nuestra industria. Y también quiero reconocer el trabajo de los legisladores de mi bloque. Gracias por mantenerse unidos, por estar a la altura de las circunstancias en los momentos más complejos, por hacer posible los cambios que nuestra sociedad demandaba”, expuso.

Valoró la unidad alcanzada con otros niveles del Estado, como los Municipios. “La construcción de mejores realidades nos exige el trabajo conjunto provincia y municipios, anteponiendo siempre el interés de nuestros vecinos. Los fueguinos no se preguntan si determinado servicio lo presta la provincia o el municipio, sólo demanda su acceso. El trabajo junto a los intendentes Walter Vuoto y Claudio Queno, el compromiso de enfrentar juntos los desafíos del presente y del futuro nos han garantizado los mejores resultados en la mejora de la calidad de vida de los fueguinos. Mi reconocimiento a Walter por su enorme trabajo en una Ushuaia que nunca estuvo más linda y cuidada, y a Claudio por su enorme capacidad de liderar el crecimiento de Tolhuin”. 

“Nos hubiera gustado trabajar del mismo modo con el municipio de Río Grande. Hicimos y seguiremos haciendo todos los esfuerzos para eso. Pero quiero decir que cuando el Municipio demora o niega un permiso de obra no perjudica a un gobierno, sino a los vecinos. No soy ingenua. Entiendo las aspiraciones políticas y no me parecen mal. Pero les pido con el corazón que busquen otra forma de confrontar políticamente, sin poner a la gente como rehén, porque eso no es bueno para nadie”.